Más allá del hallazgo de un cuerpo que sería de Santiago Maldonado, el extitular de la SIDE Miguel Ángel Toma se refirió a la situación que se vive en Chubut con representantes de Resistencia Ancestral Mapuche (RAM) que, entre otras cosas, plantearon una serie de condiciones al juez Gustavo Lleral para dejarlo ingresar al «territorio sagrado» con fuerzas de seguridad.

En este sentido, en el operativo donde se encontró un cuerpo sobre el río Chubut, Lleral accedió a que los efectivos ingresaran sin armas, entre otros requisitos. «Es una barbaridad que un juez que ejerce la potestad de la ley y la legitimidad de la Constitución tenga que negociar con quienes ocupan parte de territorio argentino», lanzó.

«Es un delirio. Hay un acto de desafío a la soberanía nacional y un acto del juez inaceptable. ¿Cómo va a tener esa conducta cuando un grupo de personas se arrogan el hecho de que parte del territorio argentino está fuera de la ley?, continuó Toma.

En referencia al RAM, el exfuncionario planteó: «Desconoce la jurisdicción de la soberanía nacional. Es un acto de sedición. Por lo tanto, el Gobierno tiene la obligación de una política clara y fuerte, con el amparo de la ley y la Constitución, para erradicar este tipo de estructuras antes de que la situación obligue a usar metodologías que sabemos cómo empiezan y terminan».

«En Argentina tuvimos una experiencia similar. En la década del ’70, existió el ERP, con base en Tucumán, que buscaba constituir en el marco de la Guerra Fría una especie de Estado reconocido como nación independiente. Lo mismo pasó con las FARC en Colombia y es la misma metodología que el ISIS implementó entre Siria e Iraq», continuó.