Orsanic confirmó que viajará a final de la Copa Davis con Del Potro, Pella, Mayer y Delbonis, los mismos que eliminaron a los británicos en Glasgow, para buscar la Ensaladera desde el 25 de noviembre sobre cemento cubierto.

El tandilense volverá a ser el número uno de los argentinos, aunque esta vez decretado así por el ranking cuando en semifinales era el segundo pero designado el mejor por el capitán por una estrategia en contra de Andy Murray (2°).

El 38 del mundo viene de ser campeón en Estocolmo con su primer título en más de dos años y medio, y luego alcanzó los cuartos de final de Basilea evitando el Masters 1000 de Paris para cuidar su cuerpo de la mejor manera y que no le ocurra como en 2008 antes de la final en Mar del Plata ante España.

En Suecia había vencido al número dos de los croatas, Ivo Karlovic (21°), mientras que con Marin Cilic (10°) – esta mañana venció a su compatriota en Francia, mientras pelea por clasificar al Torneo de Maestros de Londres – lleva cinco triunfos en fila (ocho triunfos en diez antecedentes), pero tres años atrás fue el último enfrentamiento.

Quien ganó el quinto punto en la instancia anterior había sido Mayer (124°), aunque que carga con ser el de menor ranking del grupo – el sparring será Marco Trungelliti, solo siete puestos detrás que él en la clasificación – que jugó su último torneo ATP en julio en Umag, ganando luego el Challenger de Manerbio y siendo finalista en Buenos Aires mientras participa esta semana en Guayaquil.

De todas maneras lleva nueve triunfos seguidos en singles en esta competencia, racha que era de once contando también los partidos de sábado que se cortaron cuando cayó ante los hermanos Murray al lado de Delpo.

Pella también llegará con poco descanso porque estuvo en Paris Bercy, donde no pudo superar a Steve Johnson (33°) en el debut. Su punto más alto de la temporada fue el subcampeonato en el ATP 500 de Río de Janeiro, pero desde entonces solo ganó dos partidos seguidos en Indian Wells, Buacerst y Niza, dejando un registro de 7-10 en cemento. Pese a todo eso es el único que estuvo en todas las series del año, solo con una derrota el domingo ante Murray luego de tres triunfos seguidos (incluso en dobles frente a Italia con Del Potro).

Delbonis marcha segundo entre los argentinos en el ranking y no ha perdido este año en la Davis al ganar sus dos partidos en cuartos de final, pero en semis, donde llegaba como el número uno, ni siquiera salió al court.

El número 42 del ranking tiene marca de 26-23 esta temporada, pero cinco victorias fueron cuando se consagró en Marrakech frente a su posible rival Borna Coric (47°). En cemento marca 10-14 y desde lo conseguido en Pesaro ganó solo un partido de los siguientes nueve torneos hasta que la semana pasada en Basilea llegó a cuartos de final. Allí también jugó dobles con Pella – habían sido pareja en el US Open – superando la qualy hasta la segunda ronda.

Croacia cuenta con Cilic, que además de seguir en carrera en Paris viene de consagrarse en Basilea y lo había hecho en Cincinnati (también fue finalista en Marsella y Ginebra), Karlovic, hombre con el saque más rápido  y mayor cantidad de aces en la historia del tenis que fue campeón en Los Cabos y Newport (y subcampeón en Washington), y como suplente para el singles está Coric, quien a sus 19 años llegó a sus primeras definiciones este año en Chennai y Marruecos.

Para el sábado está Ivan Dodig (8°), campeón en Cincinnati y Canadá que además el año pasado se había consagrado en Roland Garros y había sido finalista en Wimbledon 2013 y el Torneo de Maestros de 2014. Cilic fue su compañero en tres de las últimas cuatro series; mientras que en singles tiene marca de 21-9 ganó siete de los trece partidos que jugó el sábado y llegó a ser semifinalista en el Masters 1000 de Shanghái con su compatriota Mate Pavic (107°), pero solo jugó siete torneos en parejas este año.

Mientras que Argentina es el equipo con de los que nunca han ganado el torneo que más finales han jugado (1981 en Estados Unidos, 2006 en Rusia, y 2008 y 2011 con España), Croacia en sus 24 años participando ha llegado a una sola final y la ganó en 2005 en Eslovaquia.  Los albicelestes ganaron los tres antecedentes en 2002, 2006 y 2012, siendo esa serie diez años atrás en la capital croata sobre carpeta.