El tandilense fue el primer argentino en ver acción en el cuarto Masters 1000 de la temporada, donde ya se instaló en la segunda fase luego del 6-3 y 6-2 a Nicolás Almagro (174°) tras algo más de una hora. Además Federico Delbonis (70°) no pudo pasar la clasificación.

Pico no dejó pasar oportunidades de romper, haciéndolo en el último juego de devolución del primer set, y en el primer y quinto game del segundo. Fue en ese último parcial donde enfrentó las dos oportunidades de romper (pese a que el español había ganado menos puntos con la devolución que antes), pero las salvó sin problema en el último juego.

En el primer set Almagro – que está tan alejado en el ranking tras no haber jugado en el último semestre del año pasado – ganó el 81% de los puntos que jugó con su primer servicio pero solo el 36% con el segundo, pero aún así ganó más puntos con la devolución que el argentino (10 a 8).

Juan no cometió dobles faltas, mientras que tuvo dos aces menos que el perdedor (tres a cinco), y además 78% de efectividad al saque y cerca de 66% de puntos ganados tanto con el primer como el segundo servicio.

El número 34 del mundo le ganó por segunda vez al local (la anterior en la semifinal de Buenos Aires), pero aún así pierde en el historial por 5-6. El argentino, luego de haber llegado a cuartos de final en Miami, llegó solo hasta la segunda fase en Montecarlo y Barcelona, pero ahora intentará romper la racha ante Milos Raonic (6°), a quien le ganó en Roland Garros 2012 y Shanghái 2014.

El otro partido de primera ronda fue la victoria de Simone Bolelli (52°) por 6-4 y 6-3 sobre Kevin Anderson (17°). El martes debutará Leonardo Mayer (25°) ante Gilles Muller (45°), y Delbonis quedó a una victoria de pasar a su tercer Masters del año, pero no pudo con Thomaz Bellucci (74°) por 5-6, 7-6(1) y 7-6(3).