Pico ganó esta mañana en la segunda ronda del Masters 1000 de Shangai, aprovechando los problemas físicos de Milos Raonic (8º) que lo obligaron a abandonar cuando estaba por sacar 2-5. Más tarde jugará Leonardo Mayer (25º) ante Roger Federer (3º).

El canadiense, reciente subcampeón en Tokio, estuvo lento desde el comienzo, pero de todas formas consiguió cuatro aces. El problema estuvo en la devolución, en donde solo ganó dos puntos, y luego de que el tandilense quebrara en el sexto juego y confirmara, Raonic se retiró sin pedido previo de atención médica.

El número 82 del mundo solo había ganado dos partidos aquí en 2010, cuando finalmente llegó a semifinales, mientras que la última vez en octavos de final de un Masters había sido en Montecarlo 2013. Como el año pasado no participó, se aseguró estar en el Top 70, y estará cerca del puesto 50 de ganarle mañana a Mikhail Youzhny (35º).

El ruso viene de ganarle en tres sets a Ivan Dodig (92º), y ganó las dos últimas veces que se vio con Juan (en Wimbledon 2011 y Gstaad 2013), mientras que el argentino prevaleció en su primer enfrentamiento en Hamburgo 2009, pero nunca se encontraron en cemento.

Hoy también quedó eliminado Rafael Nadal (2º) – quien sufre un principio de apendicitis – por 3-6 y 6-7(6) ante Feliciano López (21º). Los otros favoritos que se despidieron fueron Stanislas Wawrinka (4º) ante Gilles Simon (29º), Kei Nishikori (6º) –reciente campeón en Tokio – frente a Jack Sock (60º), y Grigor Dimitrov (10º) en manos de Julien Benneteau (30º).

Los que pudieron seguir en carrera fueron Novak Djokovic (1º), David Ferrer (5º) y Andy Murray (11º). A última hora cerrarán en el estadio principal Mayer y Federer en su primer duelo personal, pero además si el suizo gana será el nuevo número dos del mundo. El ganador irá contra Roberto Bautista Agut (18º).