Monza recibe a la F1 una vez más

El Templo de la Velocidad, sede del GP de Italia desde 1950, albergará este fin de semana a la máxima categoría automovilística. Nico Rosberg buscará una vez más descontarle terreno a Lewis Hamilton en la lucha por el campeonato, mientras que Ferrari está obligada a mejorar su performance en su propia casa para no perderle pisada a Red Bull.

Luego del Gran Premio de Bélgica, otro circuito legendario se hace presente en este calendario 2016. Monza, el Templo de la Velocidad, es el trazado más antiguo presente en el actual campeonato del mundo de la F1 y es considerado el más rápido y también peligroso de la historia.

Desde su construcción en 1926, se presenta como un reto para cualquiera de los pilotos que se atrevan a sortearlo. Si bien las medidas de seguridad hoy en día se extremaron y no suelen haber víctimas, hubo una época donde realmente era considerado de “alto riesgo”.

Con la desaparición de las curvas peraltadas al estilo óvalo norteamericano y la introducción de chicanas y variantes para reducir la velocidad alcanzada en las rectas, Monza se transformó en uno de los mejores circuitos de la categoría.

Y este fin de semana, Lewis Hamilton y Nico Rosberg tienen la oportunidad de dar otro espectáculo en el Autódromo. A la disputa entre los pilotos de Mercedes, se le suma la pelea entre Red Bull y Ferrari por el segundo lugar en la tabla de constructores.

Los de Maranello están casi obligados a hacer una buena tarea en el patio de su casa para revertir la nefasta situación que los lleva a perder el protagonismo detrás de la escudería alemana. Los austríacos, por su parte, confían a pleno en el polémico Verstappen, que si bien trae buenos resultados, da mucho que hablar por su agresivo comportamiento dentro de la pista.

Sea cual sea el vencedor del GP de Italia 2016, las buenas noticias ya vienen llegando desde Monza. Es que Bernie Ecclestone confirmó que el circuito renovó por tres temporadas más en la F1.

La carrera será este domingo desde las 9 de la mañana hora de Argentina.