Moria Casán quedó detenida después de viajar a Paraguay para someterse a la Justicia de aquél país tras quedar imputada en el caso de las joyas robadas. La diva tomó un vuelo privado hacia Asunción y apenas aterrizó fue demorada por la policía paraguaya. Moria será trasladada a Investigación de Delitos donde la jueza Dina Marchuk decidirá su suerte.

El objetivo de este viaje es ponerle un punto final a este caso en el que quedó implicada en 2012 cuando fue acusada del robo de una joya valuada en 80 mil dólares. El año pasado, la Corte Suprema negó su extradición y la causa fue cerrada por un acuerdo que la diva logró con el dueño de la alhaja, Armando Benítez.

Sin embargo, quedaba pendiente el pedido de captura internacional que se concretó cuando Casán llegó a Asunción.