Se aprobó hoy la ley de “regionalización de la atención de embarazos de alto riesgo” que permitirá disminuir casos de mortalidad infantil y morbilidad en la Ciudad. Además, tiene por objeto consolidar la regionalización perinatal para la atención de las embarazadas, embarazadas de alto riesgo, niños nacidos que sean considerados de alto riesgo y puérperas, según detalla el proyecto.

La Legislatura aprobó este jueves la ley de “regionalización de la atención de embarazos de alto riesgo” y el“seguimiento de niños con bajo peso para la edad gestacional”, que tiene el objetivo declarado de prevenir y disminuir los casos de mortalidad y morbilidad infantil en la Ciudad de Buenos Aires.

El proyecto fue presentado por el diputado Hernán Rossi (Suma+) y obtuvo consenso de otros bloques en la Comisión de Salud, a cuyo dictamen también adhirió la Comisión de Presupuesto. En el recinto el proyecto fue aprobado por la unanimidad de los 56 legisladores presentes.

La ley  de regionalización de atención perinatal y neonatal está dirigida a los “partos con gesta probable menor a 32 semanas (o con evidencia ecográfica del peso del feto menor a 1.500 gramos) y a la atención neonatológica de los niños nacidos con peso menor a 1.500 gramos”.

Además, «tiene por objeto consolidar la regionalización perinatal para la atención de las embarazadas, embarazadas de alto riesgo, niños nacidos, niños que sean considerados de alto riesgo y puérperas”, indica el artículo primero de la ley.

El proyecto establece como principios «la gratuidad, accesibilidad, equidad y sostenibilidad del sistema y determina “establecimientos de referencia” dentro del sistema de hospitales públicos de la Ciudad (Hospital de Agudos Argerich, Durand, Fernández y Santojanni y Materno Infantil, Ramón Sardá).

Finalmente, la ley determina «tres niveles de atención: el primer nivel, en centros de salud y consultorios que no contemplan servicios de internación ni asisten partos; el segundo nivel, en hospitales con internación o atención de bajo riesgo y, en el tercer nivel, hospitales y maternidad que corresponde a una atención de mediano y alto riesgo», indica la norma.