Uno de los custodios de la vicejefa de Gobierno porteño, María Eugenia Vidal, se tiroteó esta madrugada con dos «motochorros» que intentaron robarle a pocos metros de la casa de la funcionaria en Castelar.

Según las primeras informaciones, el custodio de Vidal -un efectivo de la Policía Metropolitana- se encontraba dentro de su automóvil en las calles San Pedro y Arredondo, chequeando su celular, con ventanilla baja, cuando dos delincuentes se acercaron en moto e intentaron asaltarlo.

Se produjo así un tiroteo donde el oficial fue levemente lastimado y un malviviente fue detenido y el otro logró escapar corriendo luego que el efectivo lo derribara de la moto en que se transportaba. Al lugar concurrieron cuatro móviles de la comisaría 7 de Castelar, como así también, personal de custodia privada.