«Ese es un payaso», dijo el jefe de la CGT Azopardo, cuando se le recordó que Capitanich había acusado a su central y a la CGT Azul y Blanca de Luis Barrionuevo de actuar en consonancia con los holdouts al programar un paro para el jueves próximo.

Moyano hizo estas declaraciones a la prensa al ingresar a la sede de la CGT que conduce, en Azopardo 802 de esta Capital, donde este mediodía se realizaba un plenario del sindicalismo opositor para oficializar la huelga del jueves en reclamo de una modificación del Impuesto a las Ganancias aplicado a los salarios.

Al referirse al gravamen de Ganancias, reiteró: «La gente está cansada, agobiada y con bronca porque el Gobierno le está sacando parte de su salario con este impuesto al trabajo. El laburante está con bronca, puede haber algún dirigente conforme, pero el trabajador está con bronca».

«Paramos el 28 y, después, vemos cuál es el camino que vamos a seguir, pero es un plan de lucha», concluyó Moyano.