Se llevó a cabo el acto central de la marcha que fue convocada por Hugo Moyano y la CGT, junto con otras organizaciones sociales, para mostrarse en contra de las políticas del gobierno nacional.

Moyano fue el último orador de la tarde y brindó un discurso por poco menos de media hora. “No estoy implicado en ninguna causa de corrupción por ahora. Si tuviera un problema, tengo suficientes pelotas para defenderme solo. Estuve tres veces en cana, dos en la Dictadura cuando muchos de estos señores estaban debajo de la cama. Y después me hicieron la joda de la droga. No me cagué nunca. Siempre puse las que había que poner. Y si hay un problema, voy a poner las que tengo que poner”, confirió el sindicalista.

“Les digo a estos señores y les ratifico a los trabajadores: no tengo miedo de ir preso. Estoy dispuesto a ir preso si la Justicia cree que tengo que ir. No tengo miedo de que me maten, estoy dispuesto a dar la vida por los trabajadores. Lo digo de corazón, compañeros. Acá estoy, no me voy a ir del país, no tengo plata afuera”, manifestó acerca de los problemas legales que afronta.