«Hay una inteligencia para el crimen y post crimen: no solo para encubrir sino para culpar al muerto. Aníbal Fernández y César Milani formaron parte del asesinato de Nisman», lanzó la diputada Elisa Carrió, quien se refirió a la muerte del fiscal, luego del informe que presentó Periodismo para todos.

La legisladora, que declaró en la causa, insistió con criticar la situación de seguridad alrededor de Nisman, antes de su muerte. «Llamo a los custodios de Nisman a que digan la verdad. Ellos fueron encerrados 48 horas en un lugar con la Policía. Les ordenaron decir lo que dijeron: Aníbal Fernández y Berni», manifestó en Desde el llano.

«Está todo acreditado lo que dije. Hay que preguntarle a Prefectura. Le montaron todo el espectáculo a la fiscal», comentó. Y agregó: «A las 7 de la tarde todos sabían que estaba muerto y nadie había entrado. Esto se corrobora con lo del pendrive».

Carrió se refirió al papel de la fiscal. «A Fein la llaman cuando está toda borrada la escena. La custodia no estaba. No estuvo nunca. Toda la inteligencia exterior saben lo que pasó. Lo importante es que Fein no cierre la causa», concluyó.