El elenco norteamericano lo derrotó 114-55 en Bilbao por el Grupo C. Le aplicó la mayor paliza desde 1990 y la séptima en la historia.

 El equipo estadounidense empezó el Mundial en España, con una arrolladora victoria, enviando un mensaje a los demás participantes, ya que no necesitó esforzarse y ni siquiera utilizó sus figuras.

En el primer cuarto el elenco de Mike Krzyzewski sacó la mayor diferencia en la historia de un mundial, con un parcial de 29-2 y Finlandia sin poder marcar en diez minutos, para así culminar 31-16 con una gran actuación de Klay Thompson (18).

Luego la brecha se alargó y tras el descanso, terminó 60-18, con el ala-pivote de los New Orleans Pelicans, Anthony Davis, con 17 puntos. Mas tarde todos los jugadores estadounidenses anotaron y cuatro de ellos superaron los dos dígitos culminando 114-55, superando el triunfo de Canadá sobre Malasia 128-38 en 1986 y la séptima mayor victoria en la historia.

Por el mismo grupo Ucrania superó a Republica Dominicana 72-62 y Turquía le ganó de manera ajustada a Nueva Zelanda 76-73. Mañana los turcos se enfrentaran a Estados Unidos.