El conjunto sudamericano lo derrotó 3-1 luego de empatar sin goles en el tiempo reglamentario, en tanto que los bávaros perdieron desde los doce pasos 4-3 tras igualar 1-1 en los 120 minutos. Ambos se clasificaron entre los cuatro mejores del certamen que se disputa en nueve Zelanda y esperan rivales.

El conjunto sudamericano lo derrotó 3-1 luego de empatar sin goles en el tiempo reglamentario, en tanto que los bávaros perdieron desde los doce pasos 4-3 tras igualar 1-1 en los 120 minutos. Ambos se clasificaron entre los cuatro mejores del certamen que se disputa en nueve Zelanda y esperan rivales.

Brasil con muchas figuras pudo cumplir el objetivo de jugar los siete partidos del torneo, algo que Argentina no pudo conseguir, pero su juego sigue sin aparecer y nuevamente pasó de ronda como contra Uruguay por penales, en un certamen que dio otra sorpresa tras el triunfo de Mali sobre otro de los candidatos, Alemania.

En primer turno Brasil no la tuvo nada fácil ante Portugal en Hamilton, ya que el equipo luso generó las mejores situaciones de juego a lo largo de los 120 minutos, sobre todo con un remate en el poste de su enlace Rony Lopes. Luego en los penales Lucão falló para los sudamericanos y Raphael Guzzo le pudo haber dado la ventaja a Portugal, pero la picó y el arquero Jean le adivinó la intención para que más tarde tres jugadores europeos fallasen de manera consecutiva, dándole la victoria al rival que espera por Uzbekistán o Senegal en semifinales.

Por el otro lado Alemania que llegaba con puntaje ideal y venia de eliminar a Nigeria, se había puesto en ventaja ante Mali con un tanto del volante Julian Brandt con un derechazo cruzado a los 38 minutos y en el complemento pudo haber aumentado con penal que ejecutó Hany Mukhtar pero el centrocampista no pudo batir al arquero Gjigui Diarra.

Los africanos llegaron al empate con el tanto de Souleymane Coulibaly  de cabeza y tras el alargue fueron a penales. Allí Alemania dispuso de la oportunidad de pasar al frente cuando iban 3-3 con la ejecución de Brandt y sin embargo lo falló por lo que posteriormente su compañero malogró el último penal y por eso Malí avanzó 4-3 en la ciudad de Christchurch, a la espera de Estados Unidos o Serbia en semifinales de Nueva Zelanda.