Uno de los herederos de Amalita Fortabat, su nieto Alejandro Bengolea, murió en la madrugada de hoy en su casa de Barrio Norte. El empresario tenía cáncer y no pudo superar la enfermedad después de una gran lucha.

Bengolea estaba separado de Zelmira Peralta Ramos y tenía dos hijos, Sofía y Alejandro.

Alejandro junto a Bárbara Bengolea y Amalita Amoedo, eran los tres nietos de la «Dama del cemento», herederos de sus empresas y riqueza.