Omar Chabán murió hoy a los 62 años a raíz de una larga enfermedad. El empresario era gerente de República Cromañón al momento del incendio de ese boliche y fue condenado por la muerte de 194 personas en la tragedia que tuvo lugar en 2004.

El empresario de la noche, que padecía de una especie de cáncer conocida como Linfoma de Hodgkin, falleció en el hospital porteño Santojanni en el que permanecía internado, a las 12.40, dijeron fuentes sanitarias.

En los últimos meses el también actor y emprendedor cultural (fundador del mítico boliche Cemento) padeció un desmejoramiento notable de su estado de salud, según sus allegados, y se encontraba totalmente debilitado, llegando a pesar menos de 50 kilos.

En agosto pasado el Tribunal Oral en lo Criminal N 24 dejó firme la condena contra él a 10 años y 9 meses de prisión por la tragedia de Cromañón.

«No quiero volver a la cárcel, por el tema de la cárcel tengo cáncer», dijo al conocer la decisión del tribunal y sostuvo: «Cuando me sacaron yo me estaba por morir».

Respecto a la decisión de la Corte Suprema que posibilitó la liberación de diez de los catorce imputados, entre ellos los músicos del grupo «Callejeros», se quejó: «¿Cómo puede ser que ellos estén libres y yo no? Es injusto, absolutamente injusto». El fallo de la Corte se fundamentó en el criterio de «doble conforme», una jurisprudencia de la Corte Interamericana de Derechos Humanos que plantea la garantía de inocencia hasta que no existan dos sentencias condenatorias firmes.