El tercer preclasificado se reencontrará con la final de un Masters 1000 luego de dos años, lo que consiguió tras eliminar a Tomas Berdych (9°) por 6-4 y 6-4 luego de más de una hora y media. Novak Djokovic (1°) o John Isner (24°) será su rival.

La última vez que el escocés había llegado a la definición de un torneo de esta categoría había sido justamente aquí cuando se consagró por segunda vez (vs. David Ferrer). Desde entonces no llegó siquiera a una semifinal, operación de espalda mediante a finales de 2013. En caso de que su próximo oponente será el serbio, será la reedición de la última final del Australian Open.

El encuentro comenzó con tres quiebres en fila, del que salió ventajoso el número cuatro del mundo – que subirá un puesto desde el lunes -. Luego no hubo más quiebres en ese primer set, donde Andy sacó con 76% de efectividad y ganó el 80% de esos puntos, pero solo uno de los seis que jugó con el segundo saque.

El segundo set también comenzó con dos quiebres seguidos, otra vez sin chances desperdiciadas por el checo. Pero al no volver a generar oportunidades, no pudo contrarrestar la segunda rotura de Murray. Allí el de Dunblane siguió con 80% de puntos ganados con el primer saque, mientras que Berdych sumó tres dobles faltas y ningún ace, para terminar con cuatro errores y dos saques ganadores junto a 57% de primeros servicios.

El historial ahora está empatado con seis triunfos tras esta segunda victoria consecutiva de Murray, la anterior en la semifinal del pasado Australian Open. A las 20hs comenzará el duelo entre Nole y el local (ventaja histórica de 6-2).

El de Belgrado también tiene ventaja frente a Murray por 17-8, con victorias este año, además de la mencionada en Melbourne, dos semanas atrás en la semifinal de Indian Wells. Los últimos seis enfrentamientos dio como vencedor al número uno del mundo, todos ellos en cemento. La última vez que ganó Murray fue en césped en la final de Wimbledon 2013. En cuando a finales igualan 5-5, todas en cancha rápida salvo aquella en Londres. Isner jamás pudo ganarle al británico, quien ganó cuatro veces, siempre en cemento y este año por Copa Davis.