El nuevo número uno del mundo por primera vez se consagró en Bercy pero fue la cuarta corona en fila sumando 19 triunfos en fila, el de esta tarde ante John Isner (27°) por 6-3, 6-7(4) y 6-4. Aumenta más su favoritismo para el Torneo de Maestros de Londres, que comenzará en una semana.

Llegaba sin desgaste en semifinales el británico, más allá de las ceremonias y la atención a la prensa tras tomar la cima del ranking. Milos Raonic (5°) había tenido un desgarro y su retiro le costó a Novak Djokovic (1°) la posición de privilegio, además de perjudicar al estadounidense esta tarde.

Seis break points tuvo quien solo registraba otras dos finales de Masters 1000, pero Murray salvó todos, mientras que dos roturas sobre el gigante que terminó con 18 aces le valieron el triunfo, el octavo en igual cantidad de antecedentes ante este rival.

El subcampeón la temporada pasada no cae desde el primer punto de la semifinal de Copa Davis frente a Juan Martín del Potro, marcando luego festejos en Beijing, Shanghái y Viena con solo cuatro sets perdidos en 19 partidos.

2009 había sido su mejor año con seis títulos, pero esta vez superó en dos ese resultado por lo hecho también en Roma, Queens, Wimbledon y Río de Janeiro, aunque el bicampeonato olímpico no suma puntos ATP. Fue su 14° título de Masters 1000, y buscará en el O2 Arena aunque sea llegar más allá de semifinales, su mejor registro en tres de sus seis participaciones, pero la última cuatro temporadas atrás.

Mañana al mediodía se sortearán los grupos del certamen que reúne a los ocho mejores del calendario, con el británico y Nole en grupos opuestos y luego completando las posibilidades Stanislas Warwinka (3°), Raonic, Kei Nishikori (4°), Gael Monfils (7°), Dominic Thiem (8°) y Marin Cilic (10°). Tomas Berdych (11°) y David Goffin (12°) estarán de suplentes por si el canadiense no se recupera o si el croata prefiere priorizar su físico para la final de Copa Davis ante Argentina, que comenzará en Zagreb el viernes posterior al partido por el título.