El número tres del mundo, actualmente preparándose para operarse de apendicitis la semana próxima en España, comunicó que jugará el año que viene del 23 de febrero al primero de marzo tras bajarse a último momento esta temporada.

“Hace tiempo que tenía el compromiso con el torneo de ir a jugar y, tras anular mi participación esta temporada en el último momento por problemas estomacales, tengo muchas ganas de ir en 2015”, fueron las palabras de Rafa, quien agregó: “Me encanta jugar en Latinoamérica porque allí estamos como en casa”.

El mallorquín solo había estado en el Buenos Aires Lawn Tennis en 2005 cuando había perdido en los cuartos de final con Gastón Gaudio (por entonces número ocho del mundo). Aunque a finales del año pasado había estado en el país jugando unas exhibiciones ante David Nalbandian y Novak Djokovic.

La ATP movió una semanas la ubicación del torneo porteño en el calendario 2015, haciéndolo cerrar la gira sudamericana sobre polvo de ladrillo justo antes de la Copa Davis y el Masters 1000 de Indian Wells, y haciéndolo coincidir con los ATP 500 de Dubái y Acapulco, por lo que la presencia del ex número uno hace que el certamen no quede opacado frente a los demás torneos.

Rafa una semana antes estará en el ATP 500 Río de Janeiro donde tendrá que defender el título. Hace seis años que el único torneo argentino en el calendario lo ganan españoles, siendo David Ferrer el actual tricampeón. Antes habían ganado Nicolás Almagro, Juan Carlos Ferrero y Tommy Robredo.