Actor, guionista y director español, reconocido como una leyenda del terror en los países de habla hispana, especialmente en la Argentina.

Sus inicios en el género que lo consagraron fueron en Buenos Aires en 1933 con la adaptación teatral de «Doctor Jekyll y Mr. Hyde» seguida de una puesta en escena de «El fantasma de la opera».

En Argentina el gran Narciso (1912-2004) consolidaría su leyenda con las películas «Una luz en la ventana» (1942) y «La bestia debe morir» junto a Nathán Pynzón. Capítulo aparte para la legendaria «Obras maestras del terror» (1960) basada en los cuentos de Edgar Allan Poe «El caso del doctor Valdemar», «El barril del amor tillado» y «El corazón delator» dirigido por Enrique Carreras.

En TV es muy recordado por «El hombre que volvió de la muerte» (1969) y por la serie que me hizo amarlo «El Pulpo negro» en la década del 80 por canal 9. En 2012 hubo muchísimos homenajes por el centenario del nacimiento de esta gran estrella de la talla de Christopher Lee, Peter Cushing o Vincent Price.