Son tiempos difíciles en nuestro país, debido a los problemas económicos, que han sido agravados aún más por la pandemia. En todos los hogares, la posibilidad de ahorrar en el consumo energético es sin duda, una buena idea.

En primer lugar, porque se trata de gastos fijos y corrientes que representan siempre una carga pesada mes a mes. A esto se suma que en las actuales circunstancias, la gente consume más recursos, ya que realiza más actividades -incluso trabajar- desde sus propias casas.

En este sentido, los especialistas aconsejan tomar algunas de estas medidas para lograr disminuir la inversión en este tipo de categorías.

-Controlar y aprovechar inteligentemente la luz natural. Este consejo de oro, implica poder dominar la entrada de iluminación o calor según la necesidad. Si usamos energía eléctrica para enfriar el ambiente, sumar Cortinas Romanas a esos lugares es una excelente forma de optimizar recursos, y así, depender menos del servicio público para lograrlo.

Lo opuesto es igual de importante. Es decir, saber aprovechar al máximo la luz solar en aquellos rincones en los que se cuenta con ella, de manera de retrasar el encendido de las luces artificiales el mayor tiempo posible.

-Prestar atención a los artefactos comunes, que solemos dejar enchufados aún sin usar, como cargadores de celulares, transformadores o cafeteras eléctricas. Aunque puede parecer pequeño lo que consumen, (se calcula que cada dispositivo gasta apenas el 1 por ciento), si se considera que en una oficina puede haber varios de estos elementos encendidos a la vez, el llamado “consumo fantasma” es otro punto a atacar especialmente.

-Optimizar el uso de la energía. Esto aplica fundamentalmente a aquellos consumos diarios, como puede ser una cocción en un horno eléctrico. Si vamos a encenderlo, pensemos en usar todos sus compartimientos; por ejemplo cocinando un postre junto a la comida principal; así como eliminar los puntos muertos mientras se cocinan alimentos, asegurando un ritmo contínuo.
En el mismo sentido, podemos planear actividades como planchar. Hacerlo en forma concentrada, una vez por semana, permite aprovechar al máximo el calor que se alcanza con la plancha. Ya que el mayor consumo se produce hasta llegar a la temperatura adecuada.

Agradecemos a Julian de Diseño Roller por brindarnos esta nota para nuestro portal.