En Goodyear utilizan cáscara de arroz para la fabricación de neumáticos, para producir electricidad como fuente ecológica de sílice.

La empresa Goodyear encontró un nuevo componente para fabricar neumáticos, antiguamente compuestos por caucho natural, textiles y hierro.  ¿De qué se trata? De sílica, un mineral derivado de la arena, el cual también puede obtenerse al quemar la cáscara de arroz.

Goodyear probó la sílica y comprobó en su Centro de Innovación en Akron que el impacto de los neumaticos es similar a las fuentes utilizadas tradicionalmente. Además, demostraron que la mezcla de la sílica con el caucho  los fortalece y reduce  la resistencia del rodamiento y como consecuencia, existe una economía en el combustible.

El Director Técnico Interino, Joseph Zekoski, declaró que: “El uso de la ceniza de cascarilla de arroz le dará a Goodyear una fuente alternativa de sílica, al mismo tiempo que ayudará  a reducir la cantidad de desechos de cascarilla de arroz que termina en los basureros”.