El japonés ganó su último partido del round robin ante David Ferrer (10º) – quien a último momento reemplazó al desgarrado Milos Raonic (8º) – por 4-6, 6-4 y 6-1 tras casi dos horas. Como la victoria fue en tres sets, el suizo clasificó antes de su compromiso ante Andy Murray (6º), quien a su vez necesita ganar en sets corridos para meterse en semifinales.

El primer set fue de extrema paridad, con las aceleraciones del número cinco y su velocidad haciéndole frente a las defensas el español, quien por quinto año consecutivo participó de este torneo y también había estado en 2007 cuando perdió la final con Federer en Shangai.

Así fue como Kei quebró primero en el séptimo juego, pero no pudo confirmar y luego volvió a perder su parcial para cerrar el set con tres games perdidos en fila. En este set Ferrer solo había tenido cinco winners frente a los 15 de su rival, pero éste cometió 17 errores no forzados contra cinco.

El segundo set comenzó con un quiebre del asiático y luego mantuvo la diferencia sin permitir más break points al perder solo cinco puntos con su saque, aunque desperdició otras dos chances de romper. También quebró en el primer juego del último set, pero allí tomó ventaja de dos roturas, y después de salvar cinco oportunidades de quiebre rompió una tercera vez para cerrar el partido velozmente.

En total el último subcampeón del US Open terminó con cinco aces, seis dobles faltas, 58% de primeros saques (tuvo 72% en el segundo set), 41 winners y 37 errores no forzados, mientras que el ibérico tuvo dos saques ganadores, tres errores desde la línea, 54% de efectividad con el servicio, 14 tiros ganadores, 19 errores. Y además ambos tuvieron nueve break points, pero el ganador capitalizó cinco de ellos y su rival, dos.

Nishikori, que le había ganado a Murray el domingo pero el martes había sufrido a Federer, terminó con dos victorias y una derrota, y 4-3 en games, por lo que la victoria del escocés en sets corridos lo dejará eliminado en su primera participación en este torneo ya que quedaría con 4-2 en juegos. En caso de que la victoria sea en tres sets, la ventaja sería para el japonés por el enfrentamiento entre ellos.

El número dos del mundo, que está en busca de terminar el año como número uno, ya está entre los cuatro mejores porque aún perdiendo en dos sets quedaría por encima de Kei. El historial entre Murray y Federer, quienes se enfrentarán desde las 17hs, está 11-11 con dos victorias del suizo este año en el Australian Open y Cincinnati. En este torneo el subcampeón de Wimbledon ganó en 2000, 2010 y 2012, y perdió en 2008.

Mañana se definirá el otro cuadrangular: a las 11hs jugarán Novak Djokovic (1º) – quien con un triunfo más cerrará el año en lo más alto de la clasificación – y Tomas Berdych (7º), con el historial 17-2 para el serbio y sin derrotas en cemento. Nole necesita un set para clasificar, mientras que el checo espera tener mejor resultado que Stanislas Wawrinka (4º), quien a las 17hs chocará con Marin Cilic (9º), con ventaja de 7-2 y tres victoria consecutivas, incluyendo este año en Montecarlo y Cincinnati.