Al parecer el comercio electrónico goza de buena salud en la Argentina. Al menos así lo demuestra un estudio realizado por Cámara de Informática y Comunicaciones de la República Argentina (Cicomra), que indicó que las ventas de productos electrónicos se incrementaron un 41,7% el año pasado con respecto al 2016 y que el monto de las operaciones por esta vía llegó hasta los $136.000 millones.

Según explicó a Telam el titular de la consultora Prince Consulting, Alejandro Prince, coautores de la investigación, los resultados favorables se deben a que «se agregan cada año nuevos rubros y empresas revendendoras», a la vez que  «el comercio electrónico sigue creciendo por sobre la inflación dado que aún sigue en aumento la proporción de compradores online y de los usuarios de Internet».

En el informe también se detalla que  al tomarse los valores en dólares se puede ver que en el año se vendieron productos y servicios por US$7771 millones, con un ticket promedio anual por comprador de $5484. Entonces sobre un universo de 36 millones de usuarios de Internet, el 68,9% de ellos hicieron compras electrónicas por la Web.

Sin embargo, para Prince, “la venta online todavía representa menos del 2% de las ventas minoristas totales, mientras que en los países industrializados de mayor desarrollo del comercio electrónico este porcentaje es del 5% o más».

De todos modos, el directivo asegura que «el comercio electrónico en la Argentina puede y debe seguir creciendo, aunque a menor tasa anual, hasta más que duplicar su porcentaje actual».

Mientras tanto, la expansión tecnológica producto de los nuevos dispositivos móviles que llegan a la Argentina y a su vez el crecimiento de las conexiones móviles a Internet, hacen que cada vez las personas elijan mejor tecnología y las empresas mejores estrategias de venta.