Anahí Benítez

La causa que llevan a cabo los investigadores podría dar un giro en las últimas horas. Es que detuvieron a un hombre que vive en una casilla a 300 metros de donde Anahí fue encontrada muerta.

El femicidio de Anahí tiene un nuevo detenido. Se trata de un hombre 34 años que vivía a pocos metros del lugar donde hallaron el cadáver de la adolescente.

La detención se dio porque los investigadores hallaron en la precaria vivienda del sujeto, los mismos alimentos que se encontraban en el estómago de la chica de 16 años cuando fue encontrada sin vida.

Según fuentes policiales, la División Homicidios de la Policía Bonaerense se dirigió con perros al lugar donde se encontró el cuerpo de Anahí. Allí, soltaron a los perros y uno de ellos se dirigió a la casilla, donde encontraron los alimentos, entre otros objetos que están siendo peritados.

El sabado a la mañana, las fuerzas de seguridad detuvieron a Leonardo Agostino (40), que había sido profesor de matemáticas de la joven. Según la investigación, se presume una supuesta “obsesión” de la chica por su maestro.

Aún así, allegados de Anahí y de la comunidad escolar repudiaron esa primera intención de los investigadores y de los medios de condenar la actitud de la jóven e incriminar rápidamente al adulto.