Más de 5.000 evacuados y autoevacuados por un nuevo temporal en el centro del país provoca clases suspendidas, calles anegadas y paralización del transporte público en un panorama que se repite en Córdoba, Santa Fe, San Luis, Catamarca y Santiago del Estero.

Otra vez uno de los distritos más afectados es Córdoba, donde unas 2.000 personas debieron abandonar sus casas y Jesús María quedó aislada al caerse el puente Bailey que unía esa localidad con Ascochinga por la crecida del río.