El expresidente Barack Obama está disfrutando al máximo sus tan anunciadas vacaciones al lado de su esposa Michelle Obama.

Ambos se encuentran en las Islas Vírgenes Británicas por el multimillonario Richard Brandson, dueño de Virgin, quien compartió imágenes en sus redes sociales de él y el exmandatario haciendo deportes acuáticos.

“Ahora que Obama está libre de las muchas restricciones impuestas por el Servicio Secreto, que no le permitían participar en actividades como el surf, Branson le ofreció a Obama la oportunidad de aprender a practicar ‘kitesurf’”, se escribió en un artículo en el sitio web de Virgin.