Unos 200 mil vecinos resultarán beneficiados por las obras de saneamiento ambiental que se realizarán en el Lago Nahuel Huapi, un punto de gran atractivo turístico, ubicado en el límite entre las provincias de Río Negro y Neuquén.

Las obras forman parte del Plan Nacional del Agua y fueron presentadas en Bariloche por el ministro del Interior, Obras Públicas y Vivienda de la Nación, Rogelio Frigerio, y los gobernadores de Río Negro y Neuquén, Alberto Weretilneck y Omar Gutiérrez, respectivamente.

Los trabajos, que tendrán un impacto positivo en el turismo y en la cuenca del río Limay, servirán para alcanzar el 100 por ciento de cobertura de saneamiento en Villa La Angostura y el 80 por ciento en San Carlos de Bariloche.

En el caso de Villa La Angostura, se construirá una planta de tratamiento de líquidos cloacales que garantizará los límites de vuelco exigidos por la normativa provincial sobre la Laguna Calafate, permitiendo el funcionamiento del tendido de redes cloacales realizados por la municipalidad y que no se encuentran operativas por la falta tratamiento antes de la descarga.

En Bariloche, asimismo, se ampliará la planta depuradora de la ciudad y se construirá un nuevo colector principal cuya traza será paralela a la del colector existente.

“Ni bien asumimos el presidente Macri fijó prioridades y una de ellas era, precisamente, cuidar este maravilloso lago Nahuel Huapi. Fuimos hablando del tema con los gobernadores y con los intendentes que tienen relación con el lago y todos trabajamos en equipo para llegar a este día” , destacó Frigerio.