Olimpo finalmente pudo llevarse los tres puntos en el campeonato, luego de la salida por mala campaña de Walter Perazzo, el equipo había dado buenas expectativas ante Estudiantes en la pasada fecha bajo el nuevo cuerpo técnico que consiguió el primer objetivo ante un rival que no encuentra la brújula.

En el arranque los dirigidos por Néstor Apuzzo se encontraron con un penal que le cometió el defensor Juan Sills a Agustín Torassa a los 15 minutos. Desde los once metros el ex jugador de All Boys no perdonó a Nereo Champagne para el 1-0 inicial.

El gol tranquilizó al local que se replegó bien y del otro lado los de Bahía no creaban situaciones de riesgo por lo cual el duelo se fue desarmando con el correr de los minutos.

Al comienzo del complemento el elenco de Diego Osella mejoró sobretodo en el mediocampo con el ingreso de Hernán Encina y en la media hora de partido iba a imponer justicia en el partido. Jacobo Mansilla ejecutó un tiro libre que rebotó en la barrera y en el rebote el uruguayo Nicolás Royón fusilo al arquero, igualando parcialmente.

El vendaval no se detuvo en la visita y cuatro minutos después silenciaba aún más el Estadio Tomás Adolfo Ducó que no tuvo público. El volante Encina quiso encarar pero le salió un pase a Jonathan Blanco que con un tiro cruzado venció a Marcos Díaz.

Ya sobre el final el golpe definitivo lo dio Gonzalo Klusener que aprovechó un centro de Juan Quiroga para el 3-1 en Parque Patricios.

Así Olimpo llegó a 9 puntos y ganó por primera vez tras seis empates y cinco derrotas en el torneo. El próximo sábado recibirá a Nueva Chicago.

Por su parte Huracán sigue con 8 unidades y no gana desde la sexta fecha (4-0 a Argentinos Juniors). Temperley será su siguiente rival, el viernes de visitante.