El conjunto de Marcelo Bielsa lo derrotó 2-1 como local por la 36° fecha de la Ligue 1. Había empezado perdiendo en el comienzo pero Ayew y Alessandrini revirtieron el resultado a tres del final y continúa con chances entrar al torneo más importante de clubes en Europa.

Tras el buen inicio del certamen y la caída estrepitosa en la segunda mitad del torneo, el Marsella solo aspiraba a entrar en una competencia internacional como la Europa League. Sin embargo hoy jugó una final ante el rival directo que ocupa el último boleto a la Champions y lo venció con más carácter que buen juego.

En solo un minuto de partido el elenco de Leonardo Jardim se iba a poner en ventaja. El portugués João Moutinho aprovechó un rebote y con un zapatazo lejano no le dio oportunidad al arquero Steve Mandanda.

Los locales intentaron penetrar una defensa áspera y bien sincronizada, con mucho centros en busca del goleador André-Pierre Gignac, aunque el adversario siempre contestó con contras que pudieron haber hecho daño sobre todo con un remate al poste de Bernardo Silva.

En el complemento el duelo se hizo de ida y vuelta, con los monegascos más cómodos atacando con Anthony Martial y el belga Yannick Ferreira Carrasco, ganando permanentemente las espaldas de los laterales.

Cuando el duelo más trabado estuvo, el elenco del argentino Bielsa llegó a la igualad a falta de 11 minutos. Romain Alessandrini llegó a tiempo para mandar un centro al punto penal donde el ghanés André Ayew de cabeza la empujó en soledad por la mala salida del arquero.

El gol le dio animó al Olympique que empujó, y en el en final consiguió lo que buscó. Dimitri Payet mandó un centro atrás y apareció la buena pegada del volante Alessandrini que venció al croata Danijel Subašić para el 2-1 definitivo.

Así el Marsella sigue cuarto con 63 puntos y quedó a dos de su rival que por ahora tiene el último boleto para entrar a la fase previa de la Champions League, a falta de dos jornadas. El sábado visitara al Lille

Mónaco continúa con 65 unidades y perdió luego de 9 encuentros. Su próximo rival será Metz como local el sábado.