El área de Contravenciones y Faltas de la Policía Metropolitana llevó a cabo dos allanamientos en domicilios ubicados sobre las calles Hipólito Irigoyen y Perón, en la zona de Once, durante los que detuvieron a dos personas. Además, se secuestró gran cantidad de picanas eléctricas, réplicas de pistolas, armas blancas, bastones extensibles, nunchakus y manoplas, entre otros elementos.

La investigación se inició los primeros días de octubre por orden de la Fiscalía en lo Penal Contravencional y de Faltas N° 13 a cargo de la Dra. Andrea Scanga, a raíz de una serie de denuncias por venta ilegal de diferentes tipos de armas y réplicas en puestos ambulantes ubicados en el paseo “La Recova” de Once. Los vendedores, camuflaban estos artículos utilizados para ejercer violencia – cuya venta sólo está permitida en comercios con licencias y habilitados en el rubro correspondiente- entre elementos de bazar, indumentaria, juguetes y otro tipo de productos.

Las brigadas de la Policía Metropolitana realizaron trabajos de campo y averiguaciones con el objetivo de identificar a los vendedores, sus puestos, y determinar el lugar de almacenamiento de los elementos.

Luego, una vez profundizadas las tareas investigativas se llevó a cabo un entrecruzamiento de datos que brindó las precisiones y pruebas necesarias para elevar el sumario al Juzgado Penal Contravencional y de Faltas N° 24 a cargo de la Dra. María Alejandra Doti.

La Justicia, ordenó que se realicen los allanamientos en dos domicilios ubicados sobre las calles Hipólito Irigoyen 2900 y Perón
2700, donde se determinó que los vendedores almacenaban todos los elementos detallados que comercializaban ilegalmente en la vía pública.

Una vez finalizados los procedimientos se puso a disposición del juzgado interviniente la mercadería secuestrada y los imputados.

EXCLUSIVO TG POST