A las idas de Ángel Correa, Ignacio Piatti y Leandro Romagnoli (debe destrabar su regreso del Bahía de Brasil), se le sumó la del zaguero central que será adquirido por el club italiano quien pagó la cláusula de rescisión de 2.500.000 dólares que lo unía con la entidad de Boedo. Preocupación de Edgardo Bauza por la partida del defensor.

Consumada la obtención de la Copa Libertadores de América (el logró más importante en la historia de San Lorenzo), el panorama se empieza a oscurecer en el futuro inmediato del “Ciclón”. La partida de Santiago Gentiletti a la Lazio de Italia (aún no es oficial su transferencia pero es casi un hecho), suma un dolor de cabeza para el entrenador Edgardo Bauza, que vive en carne propia como uno de los pilares fundamentales de su equipo se marcha sin poder reemplazarlo con un refuerzo.

El ex defensor de Argentinos Juniors sería comprado por la Lazio de Italia, quien pagaría la cláusula de rescisión de 2.500.000 dólares para que rompa su contrato con la entidad de Boedo (tiene el 50% del pase) y se sume inmediatamente a sus filas para encarar la próxima temporada del Calcio, que arranca el último fin de semana de agosto.

La inminente partida del zaguero central es una baja sensible para el “Patón”, que ya tuvo que lidiar con las partidas de Ángel Correa (Atlético de Madrid), Ignacio Piatti (Montreal Impact) y Leandro Romagnoli (Bahía de Brasil). Si bien se esperaba que con la obtención de la Copa Libertadores, el plantel azulgrana se revalorice, la idea de los dirigentes es no desmantelar el equipo en vistas al Mundial de Clubes que se jugará en diciembre y que tendrá como oferta máxima enfrentar en una hipotética final al Real Madrid.

Sin embargo, en todo este panorama negro, aparece la esperanza de recuperar algún “soldado perdido”. Es que Leandro Romagnoli ayer viajó a Brasil con la intención de destrabar su vínculo con el club brasileño y retornar a Boedo. El enganche dejó bien claro que tiene intenciones de volver a la Argentina y terminar su carrera con la camiseta de sus amores. Esta bastante complicada la situación porque el diez firmó un precontrato con el Bahía y los directivos quieren tenerlo entre sus filas, aunque la situación podría tener un final feliz si es que el jugador desembolsa 500.000 dólares.

Una buena para Bauza es que ayer se incorporó a las prácticas en la Ciudad Deportiva Alejandro Barbaro. El volante creativo, proveniente de All Boys, firmó un contrato por 18 meses y con tan solo 22 años se transformó en el tercer refuerzo de San Lorenzo tras los arribos de Pablo Barrientos y Leonardo Franco.