La policía confirmó ayer la muerte de dos personas tras un tiroteo en un instituto de enseñanza secundaria de Washington, al noroeste de los Estados Unidos. La primera es una alumna del centro y la segunda sería el presunto autor de los disparos, que se suicidó luego de cometer el crimen.

En una nueva rueda de prensa, el portavoz de la Policía Robert Lamoureux explicó que un estudiante del instituto Pilchuck de Marysville, al norte de Seattle, disparó mortalmente contra una alumna e hirió a otros cuatro estudiantes (dos varones y dos mujeres), tras lo cual se quitó la vida.

Lamoureux aclaró que aún continúan interrogando a una treintena de personas. Varios testigos del tiroteo indicaron a la CNN y el canal local KIRO 5 que el presunto autor de los disparos, que tuvieron lugar en la cafetería, es el alumno de primer año Jaylen Ray Fryberg, algo que la policía no ha confirmado por el momento.

Aunque todavía se desconocen los motivos que desencadenaron la matanza, el diario «The Seattle Times» publicó la versión de un estudiante que asegura que una de las personas que recibieron los disparos fue una chica por la que Fryberg se sentía atraído, pero que ésta no le había correspondido.

Por su parte, el Centro Médico Providence de Everett -donde fueron trasladados tres de los heridos en situación crítica que presentaban heridas en la cabeza- informó de que dos de ellos (un chico y una chica) ya han abandonado el quirófano, mientras que la otra estudiante sigue ingresada en la sala de operaciones.