La Presidenta aceptó la invitación de su par cubano, Raúl Castro, y viajará para presenciar la misa que Francisco oficiará en la Plaza de la Revolución el domingo 20 de septiembre.

Es la séptima vez que CFK se encuentra con el Sumo Pontífice.