El pabellón ENDESA es un prototipo solar autosuficiente instalado en el puerto deportivo de Barcelona, en el marco del Congreso Internacional BCN Smart City. Durante un año se utilizará como sala de control para la realización de pruebas y el seguimiento de una serie de proyectos relacionados con la gestión inteligente de la energía.

El pabellón es en realidad el prototipo de un sistema de construcción de escalas múltiples. Una fachada compuesta por componentes modulares, como el ladrillo solar, que responden al aprovechamiento fotovoltaico, protección solar, aislamiento, ventilación, iluminación … La misma lógica paramétrica para adaptar geometrías de fachada a los requisitos medioambientales específicos para cada punto del edificio.

Es un sólo componente que integra todos los niveles de las necesidades de inteligencia que una construcción necesita.

De «la forma sigue a la función» (declaración clásica del siglo XX) a «la forma sigue a la energía».

La fachada se abre reaccionando a la trayectoria solar, estando activo y siendo permeable hacia el sur, mientras se protege y queda cerrado hacia el norte. El comportamiento de esta piel hace visible los procesos ambientales y climáticos que rodean el prototipo.