Tras la derrota ante Sarmiento de Junín, el “Loco” decidió dar un paso al costado y dejó el club de Sarandí. Una victoria, tres empates y cinco caídas determinaron el alejamiento del técnico, que el séptimo que deja su cargo en apenas diez fechas de campeonato.

Se terminó el ciclo de Martín Palermo en Arsenal de Sarandí. Tras la dolorosa derrota por 2 a 0 en Junín ante Sarmiento, que lo dejó en la posición 26 del campeonato con apenas seis de treinta puntos en juego, el “Loco” decidió dar un paso al costado. Si bien era una posibilidad que se barajaba tras la quinta caída de su equipo en el campeonato, la confirmación se hizo latente este mediodía mediante una comunicación telefónica.

Los números de Palermo desde que llegó al Viaducto en abril del año pasado no fueron nunca alentadores: dirigió 34 partidos, de los cuales ganó diez, empató nueve y cayó en quince, totalizando un 38% de efectividad. Números parecidos para el  goleador de Boca tras su paso por el banco de Godoy Cruz de Mendoza (41%).

Palermo se convirtió en el séptimo entrenador que debió abandonar su cargo en el transcurso del campeonato, sumándose a Mostaza Merlo (Colón), Omar Labruna (Chicago), Roberto Sensini (Rafaela), Walter Perazzo (Olimpo), Darío Franco (Defensa y Justicia), Mauricio Pellegrino (Estudiantes).