Pamela Sosa infartó a todos los televidentes cuando inauguró el piletazo de Desayuno Americano. La morocha abrió las puertas de su casa y sostuvo: «Ya no paso por el quirófano. Ahora me cuido con crosffit y sppining».