El italiano superó al georgiano Nikoloz Basilashvili por 6-3 y 6-4 en el ATP 250 sobre polvo de ladrillo austriaco tras una hora y 23 minutos de partido. A sus 34 años se convirtió en el tenista con más edad en ganar su primer título.

Luego de una dura derrota de Italia en Copa Davis por parte de Argentina, el jugador que integró el dobles se recompuso rápidamente del bajón y no dejó pasar la chance de las tempranas derrotas de los candidatos para gritar campeón por primera vez.

Al comienzo Paolo Lorenzi, 48° del ranking y cuarto preclasificado, le quebró el saque a Nikoloz Basilashvili (123°) en el primer game, dominado el duelo a través del peloteo constante de fondo imponiéndose fácil por 6-3.

El nacido en Georgia devolvió gentilezas en el siguiente parcial arrebatándole el servicio a su rival pero el tenista de 34 años se recuperó obteniendo tres juegos seguidos y saque. Lorenzi cedió su servicio y Basilashvili emparejó 3-3, aunque su oponente aceleró en el décimo game aprovechando el primer match point y poder ganar 6-4 tras una hora y 23 minutos de partido.

Así el oriundo de Roma conquistó el primer torneo de su carrera, tras aquella final pérdida en 2014 en San Pablo ante el argentino Federico Delbonis, convirtiéndose en el jugador con más edad con 34 años y siete meses en ganar un ATP (ese récord era del dominicano Víctor Estrella Burgos que había ganador en 2015 Quito con 34 años y seis meses).

Además de impedirle el grito en su primer final al georgiano de 23 años, se convirtió en el tercer italiano en ganar en Kitzbühel (Andrea Seppi 2010 y Adriano Panatta 1975) en el polvo de ladrillo ATP 250 austriaco que repartió 463.250 euros en premios.