El equipo guaraní lo venció 4-3 desde los 11 metros tras igualar 1-1 en los 90 minutos en Concepción. Había empezado perdiendo pero los dirigidos por el argentino Ramón Díaz revirtieron la situación y el martes enfrentaran a la albiceleste por un lugar en la final.

La llegada del nuevo cuerpo técnico en Paraguay sin dudas hizo efecto en un país que estaba acostumbrado a clasificar en los mundiales, pero que en la última edición decepcionó incluso terminado por debajo de Bolivia en las eliminatorias. Ante todo pronóstico sigue adelante en la competencia eliminado a un timorato Brasil que sintió la ausencia de Neymar y ante Argentina tendrá otra misión complicada, tratando de llegar a la final como en 2011.

Al minuto de juego el elenco de Dunga salió a buscar el primer tanto con un potente tiro del hombre el Liverpool, Philippe Coutinho, que exigió la estirada del arquero ex Newell´s Justo Villar.

El toqueteo de Brasil se hizo más notorio y a los 14 minutos iba a tener su recompensa. Tras una larga posesión Daniel Alves desbordó por el sector derecho, mandó un centro por debajo donde Roberto Firmino la dejó pasar y Robinho definió cruzado (séptimo gol en Copas Américas) para el 1-0 y cumpliendo 99° presencias con su selección.

El equipo guaraní arrinconó al oponente que se conformó con el marcador a favor, y solo pudo inquietar con remates externos a través de un zurdazo de Roque Santa Cruz que no provocó riesgo en Jefferson.

En la segunda mitad los dirigidos por el riojano Ramón Díaz presionaron con más voluntad que buen fútbol y crearon situaciones en la vía área. Primero con un cabezazo de Nelson Haedo Valdez y más tarde Paulo Da Silva hizo lo propio ante otra buena reacción del arquero.

Cuando el duelo estaba más parejo el defensor Thiago Silva tocó el balón con la mano groseramente y el árbitro sancionó penal. Allí el hombre de 21 años, Derlis González, no falló y mandó todo a definirse en los penales.

Brasil empezó marcando pero en el segundo intento Éverton Ribeiro la mandó afuera al igual que Douglas Costa y le dio la chance al capitán Santa Cruz de liquidar el pleito aunque el delantero lo erró. La verde amarela siguió en pelea con el tanto de Coutinho pero nuevamente González ejecutó y le dio el triunfo 4-3 (en Argentina 2011 también lo eliminó por penales 2-0)

Así por primera vez en la historia de la Copa, cuatro entrenadores del mismo país se enfrentaran en semifinales (Jorge Sampaoli en Chile y Ricardo Gareca en Perú) y el martes se enfrentarán Argentina-Paraguay en Concepción a las 20.30 por un pase a la final frente a Chile o Perú que jugarán el lunes.