El elenco parisino lo goleó 9-0 como visitante por la 30° fecha de la Ligue 1. Cavani en dos ocasiones, Pastore, Rabiot y el goleador del torneo Ibrahimović en cuatro oportunidades cerraron la goleada histórica que lo deja como campeón por cuarto año seguido a falta de 8 jornadas.

Los que era ya previsible se dio hoy al mediodía con otra lección de fútbol del poderoso PSG que con una plantilla de ensueño, volvió a coronarse caminado en su país y solo le resta llegar lo más lejos posible en la Champions League, una cuenta que continua pendiente.

En 17 minutos de partidos la visita lo iba a liquidar con dos tantos rápidos. Primero el uruguayo Edinson Cavani aprovechó un pase atrás de un defensor rival para anotar el primero a los 13 y cuatro más tarde Zlatan Ibrahimović habilitó de taco al argentino Javier Pastore que se la picó al arquero.

El poder ofensivo del PGS no se detuvo en ningún momento ante un oponente demasiado pasivo y a los 19 aumentó cifras en el Estadio Stade de l’Aube. El volante Adrien Rabiot se filtró y con un fuerte disparo puso las cosas 3-0.

El show del goleador del torneo recién comenzó en la segunda mitad. En primer lugar Ibrahimović tomó un pase de Cavani y aumentó las diferencias al minuto de juego y pasado los 6 minutos marcó otro golazo con la asistencia del rosarino Ángel Di María.

Los dirigidos por Mohamed Bradja parecieron más un elenco amateur que estuvo aterrado ante la potencia del rival y nuevamente el sueco no dudó en aumentar. Ibrahimović recibió de Layvin Kurzawa para poner el parcial 6-0.

El local contribuyó a la goleada ya que el defensor Matthieu Saunier quiso despejar un balón, con la mala fortuna de meterla en su propia valla y minutos más tarde Lossémy Karaboué se fue expulsado por tumbar a Cavani. Desde los once pasos el uruguayo no pudo con el arquero Matthieu Dreyer pero la empujó en el rebote (14 tantos en liga).

Sobre el cierre el equipo de Laurent Blanc sentenció el duelo con la asistencia de Pastore hacia Ibrahimović que definió fuerte abajo para el 9-0 histórico algo que no había conseguido nadie y así poder ser máximo goleador con 27 gritos en la liga.

PSG llegó a 77 puntos siendo el campeón con mucha antelación, sacándole 25 unidades de ventaja al Monaco sobre 24 en juego, justamente su próximo rival el domingo en el Parque de los Príncipes.

Los parisinos de proclamaron por cuarto año seguido alcanzando el sexto título en su historia (las anteriores en 1986 y 1994) quedando a cuatro ligas del máximo ganador, el Saint-Étienne que no gana desde 1981.