El conjunto parisino derrotó 2-1 a Montpellier de visitante en la anteúltima fecha de la Ligue 1. Matuidi y el argentino le dieron la victoria a su equipo que se proclamaron por tercer año consecutivo, sumando el quinto título en su historia.

Paris Saint Germain ha demostrado una vez el intenso poderío de su plantel con respecto al resto de los elencos y luego de un comienzo tibio en la temporada, aceleró el tren en el tramo final para conquistar una nueva liga de la mano de Zlatan Ibrahimović que no estuvo en cancha por lesión, sumado al aporte de dos argentinos.

En la primera parte los dirigidos por Laurent Blanc lograron pegar a los 17 minutos. El volante de 20 años Adrien Rabiot, dejó solo a Blaise Matuidi que se la cruzó al arquero para poner el 1-0 parcial en el sureste de Francia.

La visita no bajó la intensidad y antes de los 30 minutos volvió a desequilibrar en el juego, así también como en el resultado. El ex Huracán Javier Pastore abrió hacia la derecha pare Serge Aurier que mandó un centro al área donde Edinson Cavani no pudo definir, pero si el rosarino Ezequiel Lavezzi (octavo tanto en el torneo).

Antes de que culminase la primera mitad, el equipo de Rolland Courbis pudo descontar con una acción fortuita. El delantero Anthony Mounier quiso mandar un centro pero le salió un tiro al arco que se metió por encima del arquero italiano, Salvatore Sirigu.

En la segunda mitad los parisinos estuvieron cerca de liquidarlo aunque recién en el final Pastore tuvo la más clara con un remate que se estrelló en el poste, pero todo fue alegría ya que la victoria se hizo un hecho.

Así PSG llegó a 82 puntos y le sacó 8 de ventaja al Lyon que cayó 3-0 frente a Caen a falta de una jornada, consagrándose tricampeón y sumando la quinta estrella en la historia, a cinco del máximo ganador el Saint-Étienne.  El sábado cerrara el certamen recibiendo a Reims y el 30 de este mes, jugara la final de la Copa de Francia ante el Auxerre.

El equipo de París contabilizó en el torneo 23 partidos ganados, 11 empatados y solo 3 derrotas con 84 goles a favor y 30 en contra. Su máximo goleador es Ibrahimović con 19 tantos, seguido del uruguayo Cavani con 16, en tanto que Pastore es el máximo asistente de su equipo con 12 (a tres de Dimitri Payet del Marsella) sumando además su séptimo título al igual que Lavezzi.