La estimación de la pérdida de 2.119 millones de pesos dada a conocer por la CAME, obedece a un relevamiento realizado durante medidas de fuerza anteriores, de similares condiciones. La pérdida sería del 80%.

«Si bien la caída final dependerá del grado de acatamiento que efectivamente tenga la medida, la estimación inicial surge del comportamiento que tuvo el sector comercial frente a medidas similares», señaló la entidad en un comunicado. En ese sentido, sostuvo que «sobre una venta promedio en el comercio minorista que este año ronda los $2.650 millones diarios aproximadamente, la venta caería 80%, a solo $530 millones».

Según la entidad, «al menos 5 de cada 10 comercios directamente no abrirán sus puertas mañana. Por ese efecto, las ventas se reducirían, en promedio, en $1.324 millones».