Desde este martes, el trámite para sacar el pasaporte regular pasa a costar de $550 a $950, según comunicó el Registro Nacional de las Personas (Renaper), luego de su última actualización en enero de 2016, en la que de $400 aumentó a $550.

A su vez, el trámite exprés será de $2.100 y el de resolución inmediata de $950 más 200 dólares. El organismo informó que el nuevo precio es acorde al costo del documento electrónico, que contiene información biométrica.

También remarcó que el valor se justifica en el costo de producción y que está certificado por la norma de calidad internacional ISO 9001-15/IRAM tanto en su proceso de elaboración como en el de distribución.

El director del Renaper Juan José D’Amico subrayó al respecto: “Para estar a la altura de las exigencias internacionales en cuanto a documentos de viaje es necesario contar con la tecnología que se utiliza en este sentido”.

“Buscamos que el ciudadano que lo tramita pueda costear su producción sabiendo que recibe un documento de excelencia que le permitirá viajar sin inconvenientes”, agregó, y destacó que constantemente invierten en maquinarias y capacitación.

El pasaporte argentino está entre los menos costosos de Sudamérica, según afirmaron, tiene una vigencia de diez años y es el único en brindar el servicio al instante en aeropuertos internacionales.