El bahiense buscará mañana su primer título en el ATP 500 de Brasil tras vencer esta tarde a Dominic Thiem (19°) por 6-1 y 6-4. Nadal (5°) o Cuevas (45°) estará mañana del otro lado de la red.

Guido, que ayer fue convocado por primera vez para la Copa Davis, necesitó un ahora y cuarto para despachar al reciente campeón en Buenos Aires gracias a sus dos aces y ninguna doble falta (tres en los dos rubros para el austríaco) además de haber ganado el 80% de los puntos que jugó con el primer saque.

El número 71 del mundo (por primera vez entrará al Top 50), desperdició siete break points, pero los cuatro aprovechados fueron más que suficientes frente al 0-5 con el que terminó quien venía de eliminar a Ferrer y Schwartzman, todas esas chances en el segundo game del partido.

Pella llegaba con tres derrotas en fila en el Australian Open, Quito y Buenos Aires (su único partido lo había ganado en Melbourne) y levantó su último trofeo tres meses atrás en el Challenger de Montevideo. De sus diez títulos, la mitad fueron en Brasil, incluyendo el Masters de Challengers 2012 (el único en cemento).

En caso de enfrentar a Rafa, será su cuarto partido ante un Top Ten, con marca de 1-2 (le ganó a Janko Tipsarevic en Düsseldorf 2013). Al español jamás lo enfrentó, mientras que al uruguayo le ganó el año pasado en la capital uruguaya, además de haber caído en el Challenger de Guayaquil 2014.

Hoy más temprano había sido campeona María Irigoyen en dobles (como singlista había pasado la qualy pero no avanzó de la primera rueda) junto a Verónica Cepede Royg por 6-1 y 7-6(5) frente a Tara Moore y Conny Perrin.