El enganche sufrió una luxación y fractura en el codo izquierdo en la derrota ante Lanús y es una incógnita si podrá llegar en perfectas condiciones al certamen a disputarse en Marruecos: «Tenemos la esperanza y confiamos en que podrá jugar”, declaró el médico azulgrana Alberto Rovira. 

Desde la obtención de la Copa Libertadores el mundo San Lorenzo parece haber dado vuelta su suerte. El equipo de Bauza pasó del cielo al infierno (está 14º en el campeonato, hace cinco partidos que no gana y el nivel exhibido por el equipo sigue en declive) y de cara al Mundial de Clubes, el panorama se ennegreció aún más con la lesión de Leandro Romganoli.

En una jugada desafortunada en el encuentro ante Lanús, el Pipi cayó con toda la fuerza de su cuerpo sobre el codo izquierdo. El enganche solicitó asistencia médica de inmediato y tuvo que abandonar el terreno de juego en la primera etapa. Luego del cotejo, fue trasladado al Sanatorio Mitre donde los exámenes médicos revelaron una fuerte luxación y fractura en el codo izquierdo.

El club informó mediante un comunicado oficial que  la lesión es una «fractura de la cúpula radial»  y que demandará al menos tres semanas sin actividad física, según lo detallado por el médico de la institución azulgrana Alberto Rovira.»Tenemos la esperanza y confiamos en que podrá jugar el Mundial de Clubes”, alcanzó a decir el facultativo en dialogo con TyC Sports, abriendo la esperanza para que el diez. Dispute el mayor objetivo de San Lorenzo en su historia.

Vale recordar, que el Mundial de Clubes arrancará el 10 de diciembre en Marruecos, pero San Lorenzo debutará el 17. La gran expectativa de los de Bauza es superar al rival que viene de la clasificación (aún no se sabe cual será) y obtener el pasaje a la final. En esa instancia podría enfrentar al Real Madrid, que llega desde la otra llave y debería superar al Cruz Azul de México en una hipotética Semifinal.