Google y Adobe anunciaron la salida de una versión del programa de edición de imágenes que se operará sin necesidad de instalación. Las primeras pruebas las podrán hacer sólo clientes estadounidenses.   

Google busca promocionar su plataforma para computadoras, Chrome OS, insertando nuevas aplicaciones. En este caso anunció en su blog un convenio con Adobe para incorporar una versión de Photoshop que se utilice vía streaming.

La compañía señaló que, por estar diseñado para conectarse a la nube, no será necesario instalar actualizaciones. Además se sincronizará con Google Drive, por lo que los documentos se guardarán directamente allí.

Los usuarios deberán poseer una conexión de internet mínima de 5 mbps para que la experiencia sea lo más parecida a la aplicación nativa. Sin embargo, las características que utilizan GPU y OpenGL no estarán disponibles en el software.

Quienes quieran probarlo deberán cumplir con dos requisitos: ser estadounidenses y ser clientes de educación del servicio Creative Cloud de Adobe. Para acceder tendrán que elevar una solicitud a la empresa.