El fiscal Gerardo Pollicita solicitó procesar al ex titular de la AFIP, Ricardo Echegaray, junto con los empresarios Cristóbal López y Fabián De Souza por los delitos de defraudación y administración fraudulenta.

El procesamiento de los tres involucrados tiene como raíz, según el fiscal Pollicita, una multimillonaria evasión impositiva de la empresa Oil Combustibles, que permitió el financiamiento de otras firmas del propio grupo Indalo, perteneciente a Cristóbal López y a De Souza.

Para el fiscal, Echegaray sabía “que la firma no sólo era una de las mayores deudoras del organismo, sino que, además, con el dinero que percibía, de los consumidores finales que cargaban combustible, se encontraba fondeando, de forma constante, a otras empresas del grupo a través de mutuos e invirtiendo en nuevos activos, y todo en detrimento de las arcas públicas».

Además, Pollicita sostuvo que «Desde su puesta en marcha y durante casi dos años, Oil Combustibles no pagó el ICL (Impuesto a los Combustibles líquidos) por más de 2.000 millones de pesos y utilizó al ente recaudador como organismo de financiación, para con los fondos que debía ingresar, fondear a otras empresas del grupo».

Lo que complica al exfuncionario de la AFIP es que «se encuentra acreditado que los funcionarios del fisco permitieron en forma deliberada que el accionar sistemático por parte de la petrolera se prolongara en el tiempo, omitiendo todo tipo de control y el correspondiente reclamo de la deuda exigible del plan caduco que eran materia de su competencia».