La Ciudad de Buenos Aires anunció la presentación del nuevo Plan de Puesta en Valor para la zona de Liniers, luego de haber recuperado este espacio público que estaba tomado por manteros, mafias y comercio ilegal.

Se mejorará de manera integral la zona, que cuenta con 38 cuadras y 3.300 metros lineales de espacio público entre la avenida Rivadavia, Ventura Bosch, Colectora Gral. Paz y Carhué, con el foco puesto en incentivar la permanencia del peatón.

Las obras van a favorecer una mejor circulación y promoverán el desarrollo comercial. Para eso se unificarán las veredas, se incorporará arbolado, se va a renovar el mobiliario urbano y se sumará iluminación LED.

También se organizará la logística de carga y descarga para los comercios de la zona y se pondrá orden en la publicidad exterior y en el tránsito.

En tanto, en mayo se comenzará la construcción del Centro de Trasbordo Liniers, con una extensión de 600 metros entre General Paz y Lisandro de la Torre, un trabajo que va a agilizar el paso de los vehículos, ensanchar las veredas con nuevo mobiliario, así como garantizar paradas más seguras.

Es el primero y último punto donde se hacen trasbordos en el día en la Ciudad. Se estima que el Centro de Trasbordo impactará con 120 mil beneficiarios, 16 líneas conectadas, 170 servicios por hora, 12 paradores (6 por sentido).