Fue inaugurada por la Presidenta ayer y transmitida por cadena nacional, pero estiman que la empresa no tiene las habilitaciones necesarias para poder funcionar.  La provincia ya intimó a la Nación y a YPF.

Una nueva polémica se inició tras la inauguración de una estación de servicio en la autopista Córdoba-Rosario, frente a la localidad de Leones, a cargo de la Presidenta, Cristina Fernández, cuyo acto fue transmitido ayer por cadena nacional. La provincia indica que la obra no posee habilitación y tiene desperfectos técnicos de construcción que terminarían provocando accidentes.

Los ingenieros expertos en seguridad informaron que el área de servicios ubicada en el medio de la autopista como «un elefante blanco», no existe en ningún lugar del mundo: «Por razones de seguridad; siempre van a los costados», explicaron.  Y remarcaron que «no se puede introducir una chicana en una autopista en la que los vehículos vienen a 130 km/h y deben bajar a 90″, pues»ese salto de velocidad es la causa principal de despistes». La empresa consultora que diseñó el proyecto original «estableció la inclinación correcta, pero en la ejecución no se respetó y eso modifica las condiciones de seguridad», añadieron.

Tras la inauguración, el gobierno cordobés destacó que se encuentran analizando los procedimientos legales conjuntamente con la colaboración de  la Policía Ambiental.