Los locales se consagraron en el Mundial de vóley ante 12.000 personas en Katowice al vencer a los tricampeones defensores por 3-1 (18-25, 25-22, 25-23 y 25-22) para conseguir la segunda consagración luego de México 1974.

En el comienzo los brasileros estuvieron casi perfectos en el bloque y con los puntos de ataque, los que le permitió ganar el primer set con amplia diferencia. En el segundo los de blanco pensaron más las jugadas y encontraron los huecos, tomando una buena delantera pese a que los sudamericanos llegaron a igualarle el partido.

El tercer set se resolvió a favor de Polonia con un envión final, pero el cuarto tuvo la mayor parte a los verdeamarelhas en ventaja, por lo que era casi seguro que la final se iba a definir en tie-break. Pero aparecieron los remates de Mateusz Mika, el goleador del partido con 22 puntos (19 en ofensiva), y cumplió con el objetivo de los europeos.

Detrás del opuesto polaco quedaron Wallace De Souza y Ricardo Lucarelli, ambos con 18. Esta fue apenas la segunda derrota de Brasil en el torneo, la anterior también ante Polonia por 2-3 en la tercera fase. Los dueños de casa solo cayeron contra Estados Unidos en el primer partido de la segunda ronda.

Cerca del mediodía Alemania había conseguido el tercer puesto al superar a Francia por 3-0 (25-21, 26-24 y 25-23). El quinto lugar fue para Rusia tras vencer ayer a Irán también en sets corridos (25-19, 25-21 y 25-18). Argentina no había podido llegar más allá de la segunda ronda, por lo que terminó 11º empatando con Cuba, lo que es el peor resultado en siete apariciones.

El martes comenzará el Mundial femenino, donde las Panteras jugarán el partido inaugural a las 5:30hs de Argentina ante Croacia en Roma. Luego enfrentarán a Alemania, Italia, República Dominicana y Túnez en busca de uno de los cuatro lugares para la siguiente instancia.