Conocida la triste lesión del veterano ídolo de Nueva Chicago, precisamente Christian Gómez, la dirigencia de Mataderos inició sondeos para obtener a Montenegro. Hoy en día, en Mataderos quieren tapar su propio «lío» con los ajenos.

Buenos Aires, Argentina.-  Mientras los dirigentes del «Rojo» negocian la salida de Daniel Montenegro del club. Varios integrantes de la comisión directiva del «Torito» sueñan con determinar su contrato en la institución. Principalmente Omar Labruna fue quién mostró su interés por contar con sus servicios.

«Ojalá venga Rolfi. Nosotros le estamos abriendo una puerta. Nuestro presidente habló con él y está dispuesto a escuchar. Nos sumaría experiencia, categoría y buen pie. Sería importantísimo para nosotros y una solución para todas las partes», explicó Labruna al contar detalles del contacto.

Cuando los hinchas y socios creían que la historia no terminaría con alejamiento de Avellaneda, surge está opción contundente. Montenegro quiere seguir jugando y si se queda puede estar colgado en el comienzo del torneo de Primera División.